De 1990 a 1995 Dolmar observaba el vuelo de las gaviotas y el reflejo de la Luz en el mar, durante sus paseos por la Bahía de Santander (España); además escuchaba a su hija estudiar música mientras pintaba, lo que plasmó en su pintura, siendo esta la etapa denominada Mar, Gaviotas y Música

 

 

Piano con Gaviotas
Encuentro
Escapando
Tres gaviotas
Mar revuelta con gaviotas
Gaviota transparente
Pensamiento
Gaviota planeando
Planeando
Aterrizando
Iniciando vuelo
Gaviota sobre Lastras
Arpa
Nuria estudiando
Playa Concha Santander
Torero
Alegoría Expo Sevilla ’92
Gaviota musical
Viola y gaviotas
Techo de cueva y Mar
Claustro
Colegiata y gaviotas